Inicio Católicos Buscamos placer con mucho aguante

Buscamos placer con mucho aguante

Buscamos placer con 509264

El «aguante» "es en su atributo tipológico fundante el arte de no escapar" Elbaum, Entonces es eminentemente defensivo, implica soportar "lo que venga". El ideal masculino necesita que el "aguante" sea realizado por uno mismo, sin ayuda de nadie. Descree de la disciplina y la templanza mostrando, por ejemplo, que «el alcohol no hace mella»" ídem. Todas las hinchadas, hasta las acusadas de "amargas" por todos los rivales, se sienten dueños del "aguante" porque un hincha sin aguante no es un hincha.

Amor mío, soy Laura y te esperare para un rico con trató de galán y las que desees. Cuerpo glorioso, grandes paraditos, una hermosa madama con ganas de como mereces. Sal de tu hábito y no dudes en acudir a pasarla rico conmigo.